jueves, 12 de marzo de 2015

La avicultura


La avicultura, cria de aves

Quienes crían aves domésticas por lo general se enfocan en especies como gallinas y patos, quienes proveen carne, huevos y plumas. Sin embargo, las aves ornamentales y exóticas ofrecen grandes satisfacciones a los criadores, quienes logran experimentar el milagro de la vida y el enigma del resultado proveniente de cada cruce.
Aunque los principios para la avicultura son muy similares en todas las especies, cada una tiene consideraciones en particular que se deben atender.

La avicultura, a tener en cuenta

  • Para practicar la avicultura, en primer lugar se deben seleccionar las especies a cruzar. Cada raza tiene edades óptimas para el apareamiento, que permiten facilitar esta elección.
  • Otro factor a tomar en cuenta es la salud. Un ave saludable dará mejores crías y estará más apta para poner huevos de calidad.
  • Para cada especie se debe consultar la época del año en la que normalmente están aptas para la cría, de manera que se puedan juntar las especies a cruzar en el momento en que sea propicio.
  • Los machos tratarán de cortejar a las hembras con cantos y aleteos y, una vez que se produzcan estos rituales, es un buen momento para juntarlos y dejar que se produzca el apareamiento. Para ello, se debe dar privacidad a las aves, ya que los estímulos internos podrían asustarlas.

Tips para la cria de aves

  • Aunque es preferible dejar que la hembra construya su nido facilitándole materiales, se puede colocar aserrín en éste para que se mantenga más caliente cuando la hembra empolle los huevos e incluso luego de que se rompan.
  • Ya que la avicultura consiste, no sólo en propiciar las condiciones naturales de la cría sino en intervenir para lograr mejores resultados, no se debe temer en agregar elementos que puedan mejorar la cría.
  • La alimentación de las aves es muy importante para los resultados. Comprar alimentos adecuados para la especie que se desarrolla, con alto contenido de proteínas y garantía de calidad es la mejor manera de garantizar crías saludables.
  • También es importante monitorear constantemente la salud de las especies a emparejar. Acudir al veterinario a hacer un chequeo antes de buscar crías es lo más aconsejable, para evitar que los padres transmitan enfermedades a los hijos o que la madre se vea perjudicada durante la puesta.
  • La luz también es un factor a tomar en cuenta luego de que la hembra ha sido fecundada, ya que ésta incide en el ciclo de producción del huevo. Largos períodos de luz contribuyen al trabajo de los ovarios, favoreciendo la cría.
Teniendo estos factores en cuenta, sólo basta elegir a las aves y comenzar a estudiar las particularidades de su especie para practicar la avicultura y realizar cruces exitosos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más Populares

Post Recientes

Lista

Textos

Blog Creado por Pedro Acero. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Seguir Blog por E-mail