sábado, 21 de marzo de 2015

El ibis Gigante www.pajarosilvestre.es



Número uno en la lista de EDGE: el ibis gigante. Fotografía de: Omaliss Keo.
Número uno en la lista de EDGE: el ibis gigante. Fotografía de: the giant ibis. Photo by: Omaliss Keo. 

Sin embargo la nueva lista de aves de EDGE, como otras listas similares para mamíferos en 2007, anfibios en 2008 y corales en 2011, incluye una cantidad de aves tan fascinantes como el guácharo. Por ejemplo el ave que se encuentra en primer lugar en la lista: el ibis gigante (Thaumatibis gigantea). Es un ave extraña y enigmática que en posición erguida puede alcanzar hasta un metro de altura. Busca comida en los pantanos y bosques del sudeste asiático, los cuales están desapareciendo rápidamente. 

“Se destaca mucho en términos evolutivos, el único representante del género Thaumatibis, que se diferenció del resto de los ibis y espátulas hace alrededor de 50 millones de años”, dijo Waterman, añadiendo que “se estima que solo sobreviven aproximadamente 230 pares en el norte de Cambodia y en el extremo sur de Laos.” 

También está el caso del número 34: el pequeño dodo, o paloma manumea (Didunculus strigirostris), la cual es uno de los parientes vivos del mundo más cercano al extinto y mucho más famoso dodo. Esta extraña ave con apariencia prehistórica se encuentra en la isla de Samoa y también está en grave peligro de extinción. 

“Puede que queden menos que 250 individuos, aunque nadie sabe realmente mucho sobre ellos en lo absoluto”, dijo Waterman. “Necesitamos determinar su estado de conservación a través de sondeos y utilizar potencialmente los dispositivos de rastreo Mataki para descubrir más sobre sus movimientos y su comportamiento para así poder definir mejor el objetivo de las acciones conservacionistas.” 

El marabú argala, número 73 en la lista, se encuentra en el centro y el sudeste asiático. Solo quedan entre 800 y 1200 debido a la perdida los pantanos en los que anidan. Fotografía de: Ben Fitzgerald.
El marabú argala, número 73 en la lista, se encuentra en el centro y el sudeste asiático. Solo quedan entre 800 y 1200 debido a la perdida los pantanos en los que anidan. Fotografía de: Ben Fitzgerald.
Algunos del grupo variopinto de las 100 aves ya son bien conocidas a nivel global, como el número tres, el cóndor californiano (Gymnogyps californianus) mientras que otros son apenas conocidos, como el número 58, el gladiador de gorra negra (Malaconotus alius) cuya distribución geográfica se limita solo a una zona montañosa de Tanzania. 

De las 100 aves, puede que 12 ya estén extintas, dijo Waterman. Esto incluye al número dos de la lista, el egotelo de Nueva Caledonia (Aegotheles savesi). 

“Fue descubierto luego de que un ejemplar entrara volando a la habitación de una persona en 1880”, dijo. “La especie no fue vista de nuevo durante 100 años hasta su redescubrimiento en 1998. Lamentablemente no se la ha vuelto a ver y es posible que esté extinta.” 

E incluso estos ejemplos son apenas algunas de las fascinantes criaturas en la lista de EDGE. El número cuatro es el adorable y regordete kakapo, que se alimenta de frutas y no puede volar (Strigops habroptilus), famoso por intentar formar pareja con la cabeza del zoólogo Mark Carwardine durante un documental de vida salvaje. Luego está el número ocho, el águila monera o filipina, una de las aves rapaces más grandes del planeta, que caza desde monos hasta monitores. De hecho, las Filipinas son el hogar de seis aves de EDGE. Esto no es una coincidencia. 

“La mitad de las aves en los 100 primeros puesto de EDGE se encuentran en la región Asia Pacífico y cerca de dos tercios de ellos son especies isleñas”, explicó Waterman. “Esto se debe en parte a que una gran cantidad de linajes evolutivos prehistóricos están representados en esta región, pero también a que ha sido el foco de impacto humano masivo al medioambiente. Muchas de las especies isleñas de la región Asia Pacífico son terrestres y por ello son particularmente susceptibles a la caza y especies introducidas de mamíferos depredadores como ratas y gatos, que se alimentan de los huevos y los pichones…Indochina es en particular una prioridad urgente para la conservación debido a su población masiva y el subsecuente impacto sobre la biodiversidad.” 

Jetz dice que la lista también dirige a los conservacionistas a partes del mundo que han sido dejadas de lado por mucho tiempo. 

“Estas aves tan peculiares y que se encuentran el peligro de extinción a menudo se encuentran lejos de lugares ricos en especies o que ya se encuentran en el radar de conservación”, señaló. “Al identificar estas especies de los primeros 100 lugares podemos enfocar nuestros esfuerzos en acción conservacionista dirigida y monitorear mejor para ayudar a asegurar que todavía estén allí para las generaciones futuras.” 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más Populares

Post Recientes

Lista

Textos

Blog Creado por Pedro Acero. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Seguir Blog por E-mail