domingo, 29 de marzo de 2015

Los Pingüinos

Los pingüinos son aves marinas. No son “pájaros”, pero definitivamente son aves ya que tienen plumas. Tal vez más sorprendente para algunas personas es que a pesar que pasan la mayor parte del tiempo en el agua y no pueden volar por el aire como muchas otras aves, sí son aves del vuelo.

Algunas especies de pingüinos se mantienen la mayor parte del tiempo nadando en los océanos lejos de tierra; lo cual nos crea cierta dificultad para verlos. Afortunadamente durante la temporada de cría vienen a tierra para anidar y criar sus pichones. Terminada la anidación regresan al mar y poco después vuelven a regresar a tierra, o a algún témpano de hielo flotante, por un par de semanas para mudar sus plumas. Es durante estos descansos fuera del agua cuando mejor los podemos observar.

DISTRIBUCIÓN:
Los pingüinos viven en el hemisferio Sur. Estas aves son pelágicas y permanecen la mayor parte del año nadando en aguas de temperatura fría, bajo los 20ºC, excepto por el Pingüino de los Galápagos que habita en aguas de unos 23ºC.

Varias especies anidan en Antártica e islas próximas, el Pingüino Emperador haciéndolo durante el invierno austral. Otras prefieren criar en América del Sur, en las Islas MalvinasArgentinaChilePerú y el Pingüino de los Galápagos en estas islas de Ecuador. Otros van a África, anidando al sur del continente, en Namibia y Sudáfrica. El resto anida en Nueva Zelanda y al sur de Australia e islas menores al sur de estas localidades.

ADAPTACIÓN AL MEDIO AMBIENTE:
No sólo son los pingüinos aves marinas, la mayoría pescan en las aguas antárticas de los océanos del hemisferio Sur. Muchos de ellos nadan en aguas casi congeladas donde las personas no pueden nadar sin protección contra el frío; podemos entrar en esas aguas y dar algunas brazadas, pero nuestro cuerpo no va a durar lo suficiente para poder decir que hemos nadado.

Estas aves pueden permanecer en estas agua frías la mayor parte del tiempo porque su cuerpo ha evolucionado para vivir en este medio ambiente. Las alas se les han transformado en aletas, siendo incapaces de volar en el aire, pero sí en el agua. Sí, los pingüinos nadan ejerciendo las aletas de la misma manera que lo hacen las otras aves carenadas cuando vuelan; por eso, algunos zoólogos los consideran entre las aves del vuelo más eficaces. Las plumas forman una estructura rígida por afuera del cuerpo pero suave y abrigadora por adentro; algo así como la guata de los abrigos por dentro y una coraza por afuera.

Como si la protección de las plumas fuera poco, debajo de la piel tienen una gruesa capa de grasa. Esta grasa fue causa de que muchos pingüinos murieran a manos de los marineros que se dedicaban a matar ballenas y otros animales para obtener aceite y grasa animal. Por suerte esto ya no sucede.

Otras especializaciones de los pingüinos es tener los huesos compactos. En las otras aves del vuelo los huesos, aunque rígidos, no son sólidos; tienen cavidades huecas. Los pingüinos al tener los huesos sin tales cavidades pesan más, y esto les ayuda a mantenerse debajo de la superficie del agua con mayor facilidad. Como un contrapeso a la grasa de la piel que los hace flotar.

Colonia de pingüinos rey. Otra especie en los pingüinos, familia Spheniscidae, orden Sphenisciformes.

OTRAS ADAPTACIONES:
El pico lo tienen largo; en algunas especies es bien puntiagudo. Como se alimentan de peces, calamares, crustáceos, krill (los camaroncitos antárticos) y otros animalitos marinos, esta forma del pico les facilita atrapar la presa. También les sirve de defensa. Si ve algún pingüino en dificultad, tenga mucho cuidado si se requiere acercársele para poder ayudarlo. Algunas especies, aun aquellas que aparentan ser totalmente inofensivas, nos pueden arrancar una tira de piel de un picotazo. Las aletas también son peligrosas; el Pingüino Emperador de un aletazo le puede partir una pierna a un hombre, ya se han dado los casos.

LOCOMOCIÓN:
Tienen las patas en la parte posterior del cuerpo y en la tierra pueden caminar, y hasta correr más rápido que nosotros. Caminan de forma erecta, hay veces al andar se tambalean como lo hacen los patos. Al menos una especie, el Pingüino de Penacho Amarillo, se traslada por tierra dando salticos. También se deslizan sobre la nieve como toboganes.

Como en la mayoría de las aves, en cada pata tienen cuatro dedos. Tres dedos son delanteros y uno es posterior. El dedo posterior es pequeño y se mantiene separado. Los tres delanteros son largos, gruesos y están unidos por una membrana interdigital.

Cuando nadan ejercen las alas como otras aves lo hacen en el vuelo, esta acción produce la fuerza requerida para trasladarse. Las patas y la cola, que varía el largo según la especie, las emplean como timón.

REPRODUCCIÓN:
La mayoría de los pingüinos anida una vez por año. Por lo general forman colonias donde se congregan hasta millones de ellos. Los dos padres cuidan de los pichones. El Pingüino Emperador cría durante el invierno austral en Antártica, incubando el huevo entre las patas en temperaturas de 40ºC bajo cero.

DEPREDADORES:
Los pingüinos son cazados por los leopardos marinos, los tiburones y en ocasiones por las orcas. Los huevos y pichones a menudo son víctimas de lospágalos, las gaviotas, las ibis, las zorras, los lagartos y las serpientes, dependiendo donde se encuentre la colonia.

DIFERENCIAS ENTRE LAS ESPECIES:
Todos los pingüinos se estudian en la familia Spheniscidae del orden Sphenisciformes, pero dentro de esta familia no todos los pingüinos son iguales, en realidad las especies son bien diferentes en su forma y comportamiento. De tamaño varían desde el Pingüino Pequeño, que no logra el medio metro y pesa poco más de un kilogramo, hasta el Pingüino Emperador que sobrepasa el metro de altura y puede pesar hasta 45 Kg. Con respecto al hábitat, el Pingüino de los Galápagos vive en una zona cálida mientras el Pingüino de Adelia, y otros, rara vez abandona la región antártica. Sin embargo, las diferencias más drásticas las encontramos en la anidación. Como ya mencionamos, la cría del Pingüino Emperador es bien peculiar, aunque la delPingüino Rey tal vez sea aun más intrigante, y por el resto de los pingüinos, bueno, este es uno de los temas que tratamos en las especies.

Pareja de Pingüinos de Humboldt. Esta es una de las especies en los pingüinos, familia Spheniscidae, orden Sphenisciformes, que anida en América del Sur.

NOMENCLATURA HISPANA:
El nombre correcto en la Lengua Española al referirnos a estas aves es “pájaros bobos”, pero como la palabra “pájaro” se presta a confusión en el estudio propio de las aves, optamos por usar “pingüinos” ya que las voces populares lo han hecho así. También en algunas referencias no muy recientes les hemos visto ser llamadas “pájaros niños”. En algunas obras, donde se emplea el idioma con rigidez, es posible ver la palabra pingüinos refiriéndose a lasAlcas, lo cual está muy correcto.

sábado, 28 de marzo de 2015

Carduelis Carduelis

El Jilguero (Carduelis Carduelis)

DSC_6999 010BDGoldie2
No es necesario extenderse mucho en la descripción del plumaje del Jilguero Europeo, Carduelis carduelis. Esta especie es sobradamente conocida por todos, ornitólogos y aficionados a la Naturaleza. Si algún pájaro es apreciado, éste ocupará los primeros lugares. La espalda y los flancos son castaños, color que en tonos variables y más próximos al beige se extienden al pecho. La máscara roja que ocupa toda la cara desde la frente hasta la parte superior de la garganta es un rasgo inconfundible. Alrededor del pico hay una línea negra y el mismo color tienen la cabeza y nuca. El centro del pecho y el vientre son blancos. Las alas negras tienen una buena proporción de amarillo, excepto la segunda primaria, que carece de él, y hay en las puntas de las primarias y secundarias unas pequeñas manchas blancas muy visibles. La cola está ligeramente ahorquillada o escotada, es de color negro y las rectrices tienen las puntas blanquecinas. En la pareja exterior de cada lado hay una mancha blanca ovalada grande, que puede tener el mismo tamaño en la tercera rectriz, contando de fuera a dentro. Normalmente ésta tiene sólo una pequeña mancha que aveces es imperceptible. Este plumaje es adquirido por muda completa en agosto-septiembre. La distinción entre machos y hembras no es difícil cuando tienen el plumaje completo. El color rojo de la cara en los machos pasa casi siempre por detrás de los ojos, pero no en las hembras, en las que queda al mismo nivel del borde posterior y más a menudo no llega a él. También puede ser distintivo, más difícilmente apreciable, el color negro en los machos adultos de las cerdas que nacen sobre la base de la mandíbula superior o «bigotes», como los denominan los pajareros y que en las hembras son grises. Sin embargo, éste no es muy buen distintivo, puesto que algunos machos, no pocos, en su primer año de vida pueden tener cerdas de color gris o negro poco intenso, lo que origina confusión. Además, sucede que algunas hembras también las tienen gris negruzcas. Las hembras en su primer año de vida tienen «bigotes» siempre gris claro, nunca negruzcos.
También otra distinción todavía más insegura puede ser el color de los hombros. Los machos adultos tienen el vértice flexor negro o negruzco y las hembras generalmente pardo, moteado en las jóvenes y también en algunos machos. Igualmente en machos adultos el color negro de la cabeza es más extenso y oscuro, sin el punteado pardo grisáceo que a menudo se observa en muchas hembras adultas. El pico de los jilgueros adultos es cónico, pero largo y puntiagudo, y tiene color blanco rosado con punta oscura; los tarsos y los pies son de color carne y el iris de los ojos, pardo oscuro. Los jóvenes antes de la muda tienen las partes superiores pardo grisáceas con puntos más oscuros y también rayas. Las partes inferiores, mentón, garganta, pecho y flancos son pardo blancuzcos. Las alas y la cola son como las de los adultos, pero hay en las puntas unas manchitas beige. En la cabeza carecen completamente del color rojo y negro. Durante la época de la reproducción frecuenta campiña arbolada, huertos de frutales, parques, jardines, bosques e incluso el interior de ciudades y pueblos. También campo abierto, pero menos frecuente como nidificante. A partir de agosto los bandos se reúnen en terrenos despejados, monte bajo, rastrojeras, cultivos y en zonas abiertas, siempre buscando las cercanías de riachuelos, charcas y marismas. Normalmente viven en parejas solamente durante la cría, y aun así no es infrecuente ver varias juntas en vuelo formando pequeños grupos. Los jóvenes se agrupan inmediatamente que son capaces de defenderse, comiendo con independencia de los padres. Así, el Jilguero Europeo es durante gran parte del año una especie gregaria, y los bandos pueden estar formados por centenares de individuos. Habitualmente come en el suelo y sobre las plantas parásitas o los arbustos. En estos últimos adopta posturas acrobáticas, y se vale de su afilado pico para extraer las semillas, sobre todo de los cardos y otras plantas compuestas. En el suelo camina a saltos y se desenvuelve bien, manteniéndose en postura bastante erguida y llevando la cola bien pegada al suelo. En los árboles y arbustos prefiere posaderos altos. Si lo hace en una caña baja, pronto se lanza al suelo. Vuela con rapidez y potencia. En vuelos cortos recuerda una mariposa y más bien revolotea. Pero en distancias grandes lo hace de forma tan ondulada que se ha dado en llamar «vuelo danzante». En él los jilgueros no son silenciosos, y su voz musical los identifica en seguida, aunque no seamos capaces de distinguir el color del plumaje. Describir el agradable y musical canto del Jilguero Europeo es empresa difícil e inútil, puesto que es un pájaro tan popular y apreciado que pocas son las personas que no lo han observado de cerca alguna vez. La combinación de notas musicales y gorjeos, junto con silbidos melodiosos y alguna nota raspante que no todos intercalan, es sonido habitual en la campiña Ibérica. Su voz más conocida, un ¡tsuit-ui-ui! o ¡tliu-ii!, es una habitual forma de llamada del macho a la hembra, o al revés. Durante el tiempo de la reproducción y aun antes, a la vez que lanzan este agradable sonido, giran a derecha e izquierda el cuerpo o simplemente la cola. Si los jilgueros se muestran agresivos entre ellos, emiten continuamente un sonido gutural regañante que se puede representar malamente por ¡gerrr…! Los jilgueros comienzan a cantar, si el tiempo es soleado, en el mes de febrero. A menudo, a primeros de mes, pero más corrientemente desde el 15 en adelante. Canto en enero es ocasional. Con mayor fuerza lo hacen durante toda la primavera, y solamente quedan silenciosos en agosto y septiembre. Octubre contempla una reactivación en el canto, que cesa en noviembre y diciembre. Aun así, con tiempo excepcionalmente cálido, lo hacen a menudo. La alimentación es fundamentalmente vegetal, pero también incluye una pequeña parte de insectos. De todas las plantas, los cardos son los favoritos y los campos donde crecen pueden concentrar centenares de pájaros. Pero también comen otras muchas semillas y brotes de plantas y árboles. Están especializados por la estructura de su pico en comer las de plantas de la familia Compositae, especialmente los cardos, como ya se ha dicho (Carduus y Cirsium), pero también el Diente de León, Taraxacum officinale, el Cardillo, Senecio vulgaris, y otras plantas (Centauria, Dipsacus, Filipendula ulmaria, Stellaria, etc.). Los brotes y yemas de los árboles que picotea y come más son los del Olmo, Ulmus, Abedul, Betula, Aliso, Alnus, etc. Estos, al final del invierno, y las plantas y semillas en todas las épocas. Entre los insectos dominan sobre todo larvas de Lepidóptera, Diptera, Hymenóptera y pequeños Coleóptera. La búsqueda de alimento obliga a los jilgueros a viajar distancias considerables en un solo día. Otras veces un campo de rastrojo los entretiene allí durante muchas horas. La necesidad de beber y bañarse es perentoria en ellos, y a no ser en épocas de excesivo calor, normalmente lo hacen por la mañana y al atardecer. El cortejo de los machos es un espectáculo no difícil de observar. El Jilguero Europeo es un pájaro de carácter agresivo y fácilmente irritable. Las peleas entre los machos, e incluso entre macho y hembra, son frecuentes, y se realizan en pleno vuelo de forma realmente espectacular y acompañadas de su típica voz regañante.

En marzo los machos que ya están emparejados se acercan al posadero de la hembra y adoptan una curiosa postura, abombando el lomo y girando a derecha e izquierda mientras estienden ora un ala ora la otra, probablemente tratando de que el color amarillo de las plumas se destaque aún más y extendiendo la cola para que las «alubias» blancas de las rectrices sean también visibles. Las hembras no son seres pasivos ante estas demostraciones de los machos, síno que colaboran a ellas de forma muy curiosa, girando el cuerpo a un lado y a otro. El cortejo incluye, además, que los machos ceben a las hembras, mientras éstas, agachadas, entreabren las alas, que sufren un temblor muy acusado. La nidificación puede empezar en abril y ocasionalmente en marzo. En la última semana de abril se han visto muchas veces ya pollos volanderos. Sin embargo, como norma general, la mayoría de las parejas comienzan a construir en Iberia el nido entre el, 10 y el 30 de abril. En zonas especialmente abrigadas del Norte y del Sur, hay muchas puestas completas, y las hembras incubando en abril. Cada nido es una obra de arte que la hembra se esmera en hacer de forma impecable, y que abandona si nota que ha sido manipulado, aunque sea sólo ligeramente. Está formado normalmente por una compacta masa de musgo, raicillas, hierba seca, líquenes, lana y plumón vegetal, forrado en su interior con más lana y algunos pelos y plumas. Colocado en la rama lateral de un árbol o un arbusto, las alturas del suelo varian entre 1,8 y 10 metros. Ocasionalmente, más bajos, y también a mayor altura. Pero casi siempre entre dos y tres metros. El nido es tan pequeño que, con frecuencia, es difícil de encontrar, a no ser por la alarma de los pájaros cuando nos acercamos. El retraso en su construcción es debido muchas veces a que los jilgueros buscan poder ocultarlo bien entre las hojas y, en realidad, que casi siempre lo consiguen. Los árboles frutales, perales sobre todo, y los emparrados, son preferidos. También las coníferas, y en jardines donde hay alguno de estos árboles, sobre todo Cupressus, no falta un nido o dos en ellos. En pueblos y ciudades son habituales en jardines, anidando en plantas exóticas. Incluso en algunos pueblos del Norte se ven criar todos los años en matas de geranios en balcones que caen sobre calles de intenso tráfico. También en plantas trepadoras olorosas, árboles de adorno, etc. La puesta normal está formada por cuatro-cinco huevos. A menudo las hay de tres y seis, y son muy raras las de siete. Su color es blanco azulado y habitualmente tienen puntos y manchitas de color que varía desde el negruzco al violáceo o el rosa. A menudo se agrupan en el extremo más ancho, y también hay huevos muy poco moteados, casi blanco azulados uniformes. Jourdain, para cien huevos colectados en Gran Bretaña, obtuvo un promedio de medidas de 17 x 12,8 mm., con un máximo de 19 x 13,5 mm. y un mínimo de 15,5 x 12,2 mm. D’AImeida, para once recogidos en el norte de Portugal, obtuvo una media de 16,6 x 12,4 mm., con extremos de 16 a 17,1 x 11,4 a 12,9 mm. Son lisos y brillantes, y la hembra incuba sola a partir de la puesta del tercer huevo. Si se la molesta, los abandona muy fácilmente. Muchos nidos de jilgueros se pierden en primeras puestas a causa de la falta de una suficiente cobertura vegetal y fuertes lluvias, no infrecuentes en abril, destrozan los nidos y enfrían las puestas. Las hembras son alimentadas en el nido por los machos, y durante doce-catorce días incuban sin apenas moverse. Al nacer, los pollos están cubiertos parcialmente con un plumón gris negruzco, relativamente largo y espeso.


El interior de la boca es rojizo y se vuelve violáceo en el paladar. Los ángulos posteriores de la lengua son más pálidos, pero no se forman puntos bien definidos. Las comisuras son de color crema. Ambos adultos alimentan a los pollos con una mezcla de semillas e insectos, más aquéllas que éstos. Durante trece-dieciséis días permanecen en el nido, y al salir continúan siendo atendidos por sus padres por lo menos por otra semana más. Agrupados en pequeños bandos familiares, ocasionalmente los adultos ceban a los jóvenes aun después de muchos días de haber dejado el nido. Cada pareja realiza un mínimo de dos crías anuales y tres son frecuentes también. Los pollos que se ven volanderos en agosto, y alguna vez en la primera semana de septiembre, deben corresponder a terceras puestas. Carduelis carduelis es una especie ampliamente extendida por Europa, criando desde el sur de Escandinavia hasta el norte de Africa. A causa de su popularidad fue introducido en Australia, Tasmania, Nueva Zelanda, Argentina, Bermudas y Norteamérica, incrementándose de tal manera que es ahora allí un pájaro común en los jardines, salvo en el último país, donde puede haber llegado a quedar extinguido. En la Península Ibérica es un pájaro muy abundante. Se reproduce también en Baleares, donde es común y hay una mayor densidad en algunas zonas. Se aprecia claramente un decrecimiento en varias regiones, como, por ejemplo, en el País Vasco. No quiero decir que las continuas capturas para enjaular tengan la culpa de esta situación, porque jilgueros se han cogido siempre, y en mucha mayor proporción que ahora. Hay otras causas, como el creciente uso de herbicidas en los campos, que pueden ser origen de descenso en las poblaciones. Tribus enteras de jilgueros con canto, que los aficionados distinguían bien por sus peculiares emisiones de notas y redobles, han quedado exterminadas. El Jilguero Europeo que vive y se reproduce en Iberia es más pequeño de proporciones que el del resto de Europa, que vemos aquí en otoño e invierno. A estos últimos se les llama «cabezones», en atención a lo grande que tienen cabeza y pico. Además, su coloración es distinta. El rojo es más vivo, no tan oscuro, y hay mayor contraste con el blanco y el negro de la cara y cabeza. Incluso en el carácter, el jilguero foráneo es más agresivo y canta peor. Su voz es menos líquida y musical, y «rasca» más veces.
Algunos jilgueros tienen las manchas blancas de las rectrices de la cola muy grandes. Incluso estas «alubias» están presentes en las tres rectrices exteriores de cada lado, no sólo en las dos últimas. Estos pájaros son conocidos como «jilgueros reales» por muchos pajareros europeos, que tratan de buscarlos por todos los medios, por tener un canto más fluido y musical. Carduelis carduelis parva es la raza que Vaurie (1959) asigna para la Península Ibérica y Baleares, no admitiendo la subespecie propeparva, de Von Jordans (1923) para Mallorca. Nuestra raza se separa principalmente por las características que se apuntan arriba. Es más pequeña que la europea Carduelis carduelis, y tiene un pico más corto y fino, pareciéndose en el color de la espalda más a la subespecie carduelis britannica, por ser más oscura y menos rojiza. Los jilgueros españoles están sujetos a partir de agosto a un erratismo invernal que los puede llevar lejos de su lugar de nacimiento, por lo que sabemos hasta ahora. Así, los que nacen en Asturias tienen un área de dispersión superior a la calculada. A partir de octubre son ingentes las cantidades de los que llegan de más allá de los Pirineos. Prácticamente la gran mayoría de los jilgueros británicos abandonan aquellas islas y siguiendo el litoral Atlántico de Francia y sobrevolando las Landas, llegan a Iberia. De las recuperaciones de anillados (Newton, 1972) se deduce que hay una concentración grande en la zona Cantábrica y la Rioja, pero también muchos alcanzan el centro de España, e incluso el sur de Andalucía y norte de Africa. Sin embargo, su principal área de invernada queda en las dos terceras partes del occidente peninsular, faltando o siendo muy escasos en Cataluña y Levante, donde posiblemente es reemplazada la raza britannica por la carduelis del resto de Europa. La presencia de estos jilgueros foráneos durante el invierno se observa fácilmente. Su colorido, estructura de la cabeza y mayor tamaño general los hace inconfundibles. El paso primaveral es muy notorio por toda la Península a partir del mes de marzo, y se extiende durante abril y los primeros días de mayo.

No obstante, hay lugares donde la concentración de jilgueros en paso es muy notable. Así, en el País Vasco se ven a millares volando sobre los campos muy cerca de la costa, y también siguiendo el litoral por encima del mar. El paso es constante en lugares ya tradicionales en que, por la especial configuración del terreno, los pájaros vuelan a baja altura y con fuerte viento del Sur se ven obligados a vuelos rasantes por entre los matorrales y la misma hierba. Lo mismo en la costa Mediterránea que en la Cantábrica, los bandos de jilgueros volando rápidamente hacia el Norte en el mes de abril son un espectáculo inolvidable. En algunas zonas norteñas, el paisaje ha sido transformado por la industrialización y las autopistas, pero los jilgueros siguen pasando en gran número. Vuelan en grupos de diez-cincuenta individuos, y ocasionalmente más. Algunos se ven dispersos, y el paso no se interrumpe en todo el día, aunque hay un máximo en las primeras horas de la mañana hasta las ocho (hora solar) y también en las últimas de la tarde. En el otoño la llegada es menos espectacular, pero no inferior en densidad, casi por los mismos lugares, notándose una tendencia a volar menos por la línea costera, buscando más directamente el interior. Entonces los jilgueros se estacionan por campos y rastrojeras, comiendo numerosas semillas silvestres, cardos y cardillos. Muchos millones deben invernar en los campos andaluces y castellanos. El vuelo hacia Africa a través del Estrecho de Gibraltar es un hecho notorio que atestiguan, entre otros ornitólogos, Thiollay y Perthuis (1975), quienes desde solamente dos puestos de observación, del 1 al 20 de octubre controlan el paso de 1.739 jilgueros. Pineau y Giraud-Audine (1976) consideran a Carduelis carduelis, junto con Acanthis cannabina, como el fringílido invernante más común en el norte de Marruecos. Las recuperaciones de anillados procedentes de la mayoría de los países europeos se suceden todos los otoños e inviernos, y no puede por ello hacerse aquí ni siquiera un corto resumen.

viernes, 27 de marzo de 2015

El Tucán

Los ranfástidos (Ramphastidae), conocidos comúnmente comotucanesdiotedé, o diostedé, son una familia de aves piciformes que se caracterizan por poseer un pico muy desarrollado y de vivos colores. Miden entre 18 y 63 cm, siendo el tucán toco (Ramphastos toco) el de mayor tamaño. Habitan en selvas desde México hasta el norte de la Argentina. Algunas especies prefieren selvas húmedas tropicales de baja altitud, mientras que otras habitan en forestas más templadas en cordilleras, a altitudes hasta los 3000 msnm. El nombre de este grupo de aves procede del tupi tucana, a través del francés.

Descripción

Los tucanes son aves de plumas y pico de colores muy llamativos . Llegan a medir hasta 60 cm. Su pico es largo, con dientecillos como sierras, llega a medir la tercera parte de su tamaño y es muy ligero por las numerosas cámaras que tiene por lo que no le dificulta el vuelo. Su lengua es muy larga (llega a medir hasta 14 cm), angosta, aplanada y termina en punta. Tiene alas pequeñas, cortas y redondeadas. La cola es cuadrada en unas especies y llama la atención la facilidad con que la mueve hacia arriba y abajo. Los ojos están rodeados por una piel que a veces es de colores vivos.
Utiliza el pico como arma y para tomar los frutos que se encuentran en las puntas de las ramas muy delgadas. Se ha descubierto recientemente que su pico es utilizado para regular la temperatura corporal, regulando el flujo sanguíneo de los numerosos vasos del pico.[1] Además, está formado por una sustancia llamada queratina, que forma una estructura parecida a la de una esponja. Estas características lo hacen asombrosamente resistente a los golpes, pero a la vez muy liviano.

Comportamiento[editar]


Los tucanes son aves sociables que viven en bandadas de alrededor de una docena. Toda su vida la pasan en los árboles y se alimenta con frutas, insectos y arañas. En ocasiones comen huevos y pajarillos recién nacidos de otras especies. En cautiverio comen orugas, insectos y carne molida. Para tragar hacen un movimiento brusco con la cabeza.Se alimentan de frutosinsectos y otras presas como pequeñas lagartijas, pichones y huevos de otras aves. Son arbóreos, suelen posarse sobre las ramas en lugar de trepar por ellas, y anidan en los huecos de los árboles, poniendo de dos a cuatro huevos. Utilizan el pico como tenaza, estirando el cuello hacia delante para alcanzar el alimento. Los tucanes no son aves migratorias, se les suele encontrar en parejas o en pequeñas bandadas.
La mayoría de los tucanes emiten un sonido monótono o producen un gorjeo muy primitivo. Hacen sus nidos en las cavidades de los árboles y ponen de 2 a 4 huevos de color blanco y el periodo de incubación es de 43 a 46 días. Los tucanes jóvenes tienen el pico más corto que los adultos pero en el plumaje hay pocas diferencias por edad o por sexo.

Estado de conservación[editar]

Han sido cazados con cierta intensidad, pero la principal causa de que se encuentren en peligro de extinción se debe a la destrucción de su hábitat. La deforestación de las selvas, la contaminación ambiental, el crecimiento de las zonas urbanas y la biopiratería, son algunas de sus manifestaciones más evidentes.

Lista de especies[editar]

Tucán toco (Ramphastos toco).
Los antiguos ornitólogos dividían los tucanes en dos géneros: tucanes verdaderos y aracelis.
Los de mayor tamaño son los ramphastos, alcanzan los 60 cm de longitud. Entre su variedad sobresalen el tucán del amazonas, de pico verde y buche rojo y así verdes especies del género andígena, que recorre los Andes en busca de alimento. Por su parte el araceli, frecuente en zoológicos y tiendas de animales vive en los bosques húmedos de México, América central, Colombia y Venezuela.
Los tucanes verdaderos o ramphastos, son de gran tamaño tienen la cola cuadrada, el plumaje en gran parte negro y el pico de colores brillantes.
Arasaris son más pequeños, su cola está escalonada, en forma de cuña y su plumaje es verde, rojo y amarillo.
Andígenas o Andinos tienen la cola parecida a la de los arasaris, pero su aspecto es más bien el de los tucanes propiamente dichos, y su plumaje es espeso y blando.
    • Tucancito negro / tucanete orejigualdo (Selenidera spectabilis) llamado por los Argentinos Alcatraz, puede considerarse como ejemplo de los verdaderos tucanes. Viven en todo el sur de Brasil, Bolivia, en Paraguay y en las provincias septentrionales de Argentina. Es notable por el enorme tamaño de su pico, que es un vivo amarillo tirando a naranja, algo rojo en la arista superior y por debajo, y con una gran mancha negra a cada lado, cerca de la punta. La parte desnuda que hay a cada lado de la cara es amarilla anaranjada y las patas azules. El plumaje negro como el carbón, contrasta con la garganta y la parte inferior del cuello que son blancas, pasando hacia abajo a amarillento, con las coberturas caudales superiores blancas como la nieve y con las inferiores de un vivo escarlata. Se halla esta especie donde hay bosques espesos.
    • Tucancito de pico rojo / tucanete de Reinwardt (Selenidera reinwardtii)
    • Tucancito de pico corto / tucanete de Natterer (Selenidera nattereri)
    • Tucancito de pico negro / tucanete culik (Selenidera culik)
    • Tucancito de pico maculado / tucanete piquimaculeado (Selenidera maculirostris)
    • Tucancito de Gould / tucanete de Gould (Selenidera gouldii)
    • Las dos especies de tucanes de pico corto, de menor tamaño y de coloración predominantemente verde, habitan en el sur de México, Brasil y las altas regiones Andinas.Tucán de pico multicolor / tucán piquiverde (Ramphastos sulfuratus).[3]
    • Tucán del Chocó (Ramphastos brevis)
    • Tucán de garganta limón (Ramphastos citreolaemus)
    • Tucán de pico acanalado / tucán picoacanalado (Ramphastos vitellinus)
      • Tucán de rabadilla dorada (R. v. culminatus)
      • Tucán de pico azul (R. v. citreolaemus)
      • (R. v. vitellinus)
      • (R. v. ariel)de la parte septentrional de América del Sur, su rabadilla es de un vivo color escarlata, en algunas partes recibe en nombre de ¡Dios té de!, por el grito peculiar que emiten.
En Tabasco existen dos tipos de tucanes conocidos como pilín, nombre derivado de su canto y pico de hacha por la forma de su peculiar miembro, la alimentación preferida es la fruta del árbol del hule y la fruta del árbol llamado quiebrahacha.

miércoles, 25 de marzo de 2015

El pato mandarín



Pato mandarín

Aix galericulata

  • Familia: Anátidos – Anatidae
  • Aspecto: Pato macho muy colorido, de plumaje inconfundible. Las hembras se parecen a las hembras del pato joyuyo, pero son un poco más claras con manchas más notables.
  • Tamaño: Largo 41-49 cm, envergadura alar 65-75 cm, peso 444-500 g.
  • Nido: En agujeros de árboles.
  • Reproducción: 9-12 huevos, incubados por las hembras durante 28–30 días. Los patitos aprenden a volar a los 40-45 días.
  • Distribución: Área de distribución original en Asia del este. Las aves fugitivas han proliferado en Gran Bretaña desde principios de 1900. En Finlandia sólo se ven algunos individuos cada año.
  • Migración: Migratorio dentro del área de distribución original.
  • Alimentación: Diversas plantas acuáticas y partes de plantas de la superficie del agua o inmersas en aguas poco profundas. También se alimenta en tierra, cuando come incluso frutos secos y semillas.
  • Sonidos: Bastante apagada. Los patos machos producen llamadas de advertencia como un silbido chillón cuando toman vuelo; las hembras producen un graznido apagado.
El pato mandarín se parece levemente al pato joyuyo, aunque las hembras se pueden identificar en todos los plumajes por la base clara de su pico y las manchas redondas en sus flancos. También tienen menos color blanco alrededor de los ojos; sus anillos oculares y las franjas de los ojos son más angostos y con bordes más definidos.
Los machos adultos son inconfundibles. Una franja blanca amplia comienza desde su pico, ensanchándose detrás de los ojos y terminando como parte de un collarín colorido detrás de su cuello. Las largas plumas anaranjadas de sus mejillas y cuello lucen como si se hubieran peinado cuando estaban húmedas. De su dorso sobresalen dos “velas” anaranjadas. Sus flancos son de color pardusco, y tienen parches de color blanco debajo de su cola, y pecho de color violeta oscuro metalizado. Las partes superiores son principalmente oscuras y brillantes. Su iris es oscuro, y tienen pico rojo con base clara.
Las hembras adultas y las aves jóvenes se parecen al pato joyuyo, pero tienen menos blanco alrededor de los ojos, su cabeza es más clara, y la mancha blanca de la base de su pico tiene forma diferente. Las manchas moteadas de sus flancos también son más distinguibles. Los ojos de las hembras son de color marrón oscuro, y su pico es de color verde amarillento con base clara (a diferencia de los picos más oscuros de las hembras del pato joyuyo).
Otras especies del mismo género
Otras especies de la misma familia

Más Populares

Post Recientes

Lista

Textos

Blog Creado por Pedro Acero. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Seguir Blog por E-mail